La Dirección de Salud Comunitaria recomienda tomar precauciones para disfrutar de la playa: no ingresar al agua si recién comió o tomó bebida alcohólica; salir del agua si se sienten escalofríos intensos, alteraciones visuales o zumbidos; evitar exponerse al sol en horas centrales; usar ropa holgada; consumir agua abundantemente; no exponer al sol a menores de 6 meses; tener presente que los protectores solares no evitan golpes de calor. Estas medidas preventivas permitirán que toda la familia pueda disfrutar de sus vacaciones sin sobresaltos, por lo cual serán plasmadas en folletería que será entregada fundamentalmente a través de los Centros de Salud.