El presidente municipal José Eduardo Lauritto, acompañado por funcionarios de Obras Públicas de la Municipalidad, recibió este lunes a vecinos del barrio 106 viviendas de AGMER, ubicado en las inmediaciones del Club Engranaje. Durante la reunión se avanzó en el tratamiento de preocupaciones planteadas por los propietarios de dichas viviendas, fundamentalmente en relación a problemas registrados en los desagües pluviales. Cabe señalar que en los días de intensas precipitaciones el agua ha anegado viviendas, además de provocar otros inconvenientes derivados de la falta del escurrimiento adecuado.

 

En la oportunidad, el municipio comprometió la realización de trabajos para brindar una solución al reclamo, lo que comenzará a la brevedad con el retiro de tierra acumulada producto del desmoronamiento de un amplio sector. Posteriormente y en sucesivas etapas, se instalarán cabezales, dos caños de desagües –por debajo de las vías del ferrocarril- y un nuevo alcantarillado, todas acciones tendientes a promover el drenaje del agua de lluvia.                        

Además del Intendente, estuvieron presentes en el encuentro -llevado a cabo en la sala de sesiones del Concejo Deliberante- el coordinador de Infraestructura, Alfredo Fernández; el coordinador de Servicios Sanitarios, Fernando Lescano; y representantes de la empresa “Retamal” que estará a cargo de los trabajos.