Buscar Noticias

Este viernes 11 de abril, de 7 a 12, se realizará un operativo de refuerzo de vacunación contra la fiebre amarilla en la sala de salud de Perú 74 (Hospitalito). Cabe destacar que la misma se aplicó durante todo el año todos los jueves, pero este 10 de enero casi un centenar de personas se acercó al vacunatorio en busca de una dosis por lo que la Secretaría de Salud decidió armar dos equipos para cubrir la demanda.

 

En línea con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Secretaría de Salud del Municipio recomienda a todas las personas que viajen a Brasil se vacunen contra la fiebre amarilla. “Se trata de una acción que la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Concepción del Uruguay realiza todos los veranos, como refuerzo a la aplicación de las vacunas de este tipo que se realiza semanalmente todos los jueves en la sala de atención primaria que funciona en Perú 74, en la misma Secretaría”, señaló Sergio Bertelotti.

“Como suele ocurrir, quienes van a viajar por vacaciones suele venir en el último mes para la vacunación, por eso se sumará este viernes de forma excepcional para cubrir la demanda. La vacuna debe aplicarse por lo menos 10 días antes del viaje, en especial si el itinerario incluye visitar áreas naturales del Brasil. Quienes ya la hayan recibido, no deberán volver a aplicársela. Una sola dosis de la vacuna aprobada por la OMS protege de por vida”, destacó el Secretario de Salud del municipio.

 

La enfermedad

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. La vacuna es segura, asequible, muy eficaz y una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo.

La fiebre amarilla viral se transmite por la picadura de un tipo de mosquito, que previamente picó a una persona enferma y de esa manera se infectó.

Los síntomas iniciales pueden ser similares a los de una gripe e incluir fiebre, dolor de cabeza, vómito y dolores musculares. A medida que la enfermedad progresa, sangran las encías y la orina también contiene sangre. El paciente puede también sufrir ictericia (coloración amarilla de la piel).

No hay tratamiento curativo para la fiebre amarilla. El tratamiento es sintomático y consiste en paliar los síntomas y mantener el bienestar del paciente.

Joomla templates by Joomlashine