Las rosas en su laberinto

El vivero de rosas Grand Gala se prepara para ofrecer su nuevo atractivo: un laberinto de rosas de 2000 metros cuadrados en Concepción del Uruguay, que se suma a la casa de Té Flora que inauguró en el verano.

Lo que empezó como un emprendimiento para el mercado local, rápidamente encontró nuevos horizontes. El vivero de rosas, Grand Gala, ubicado en las afueras del casco urbano de la ciudad, es de los pocos y más originales que hay en el país. Julio Camaño, su dueño, no solo cuida con meticulosidad cada detalle de la producción, sino que sigue invirtiendo sin importar el rumbo de la economía. 

​En 2020, uno de los años más difíciles de la historia argentina, Camaño levantó dos viveros nuevos con rosas francesas e inglesas yconstruyó un espacio gastronómico para degustar té de gustos florales, café, y picadas.  

​​“Mucha gente venía a conocer el vivero”, dice Camaño, y fue en esas demandas cuando decidió orientar el emprendimiento hacia el turismo productivo. “La gente me pedía quedarse a tomar algo”, y en respuesta a esa demanda, rápidamente sumó un elegante salón de té en su campo de 12 hectáreas.

Pero las inversiones y proyectos son más ambiciosos. En mayo comenzó a construir un laberinto de rosas que tendrá 45 metros de ancho por 45 de largo. “Ya están compradas las rosas, el diseño y arrancamos con la preparación del terreno para poner en marcha su armado en julio”, explica Camaño.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscribite a nuestro boletín
Compartilo en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Scroll to Top